Apuntes para el análisis de coyuntura 5: organizaciones de mujeres


Las mujeres han sido protagonistas de la resistencia al golpe en Honduras

Buscando nuevos caminos: organizaciones de mujeres en el contexto actual

Los movimientos sociales históricos y novedosos (como el FNRP) se están re configurando en la nueva situación y dinámicas políticas producto del golpe de Estado, buscando estructuras, liderazgos y estrategias que les permitan continuar ejercitando sus mandatos y al mismo tiempo convertirse en referentes políticos frente a los bloques de poder.

Las organizaciones de DDHH, niñez y de mujeres, por ejemplo, se encuentran ante una difícil situación política: por un lado rechazan la legitimidad del gobierno de Lobo Sosa, pero por mandato institucional están en la obligación de establecer espacios de negociación con el Estado, responsable de las violaciones a los Derechos Humanos pero también de la institucionalidad creada para protegerlos.

Al mismo tiempo buscan integrarse a una identidad (la resistencia) y una coordinación de la misma (el Frente) que mantienen una postura oficial de no reconocer al gobierno de Lobo Sosa y no negociar en ningún espacio y ninguna instancia.

La salida para las organizaciones de masas y no gubernamentales que continúan negociando o participando en espacios de discusión con el Estado parece ser un delicado equilibrio tanto político como semántico: reconocer la “legalidad” del gobierno de Sosa en cuánto a producto de un proceso electoral que no ha sido impugnado, pero desconocer su legitimidad por tratarse del producto de un golpe de Estado y de condiciones electorales con represión a los derechos humanos y civiles.

La lógica tiene sentido: la separación entre Estado y sociedad es una separación analítica que refleja en términos teóricos lo que en la práctica se trata de una íntima relación entre sociedad y gobierno. Por otro lado, los espacios ocupados por la sociedad civil son espacios ganados durante décadas de construcción democrática: dar la espalda a los mismos significa entregar esos espacios al control absoluto del bloque golpista en el poder.

En el caso de las organizaciones de mujeres y feministas, sin embargo, las condiciones de vinculación con el gobierno son más difíciles. Como movimiento social, se enfrentan a un Estado dominado por fuerzas políticas conservadoras que ven en los avances del movimiento de mujeres de Honduras una amenaza a su construcción mental y moral de la familia y sociedad, a su visión de la propiedad sobre el cuerpo y libertad de la mujer.

Es decir, el golpe es enemigo del pueblo Hondureño, y en particular es enemigo de las mujeres y feministas organizadas. La estrategia del bloque de poder expresada en la “Ley de visión de país” plantea, sin definir su significado exacto, que un elemento fundamental para el futuro de Honduras es la incorporación al sistema educativo de la “educación en valores y de familia”

En términos de presencia en el gobierno, no es sino durante el primer semestre del 2010 que el TSE empieza a dar datos exactos sobre los resultados electorales. Tanto a nivel de diputaciones y, en particular, a nivel de alcaldías se puede observar un fuerte retroceso de la representación de las mujeres en cargos de elección popular.

De “Tiempo de Leer” Marzo 2010 obtenemos:1

  1. De las 128 diputaciones al Congreso Nacional, solamente 25 corresponden a mujeres diputadas propietarias y 31 a mujeres diputadas suplentes, es decir el 19.53% y 24.22% respectivamente.
  2. Los departamentos que presentan el mayor número de mujeres como diputadas propietarias son Cortés con un 32%, es decir 8 mujeres y Francisco Morazán con el 28%, es decir 7 mujeres. En cuatro departamentos no hay representación de mujeres en la Cámara Legislativa: Colón; Islas de la Bahía, Lempira y Ocotepeque.
  3. El partido político que presenta el mayor número de mujeres diputadas propietarias y suplentes es el Partido Nacional con 15 y 16 mujeres respectivamente, que corresponde a un 60 y a un 51.61% en relación al total de mujeres electas como diputadas.
  4. Los departamentos con mayor número de mujeres diputadas propietarias con respecto al número de diputaciones que les corresponden son: Cortés con un 40%, que significa 8 de 20 diputaciones, Choluteca con 33.33%, esto corresponde a 3 de 9 diputaciones y La Paz también con un 33.33%, es decir 1 de 3 diputaciones.
  5. Con respecto al periodo eleccionario anterior los departamentos de Colón e Islas de la Bahía se mantienen sin representación de mujeres a nivel de diputaciones, solo han superado esta condición los departamentos de Intibucá y La Paz con la representación de una mujer cada uno.
  6. De los 298 municipios del país, sólo 17 de ellos tienen a una mujer como alcaldesa, es decir el 5.70% y 82 mujeres como vice alcaldesas, es decir el 27.51%.
  7. El departamento de Santa Bárbara tiene el mayor número de alcaldesas, es decir 6 mujeres, lo que representa el 35.29 % del total de las mismas. Los departamentos de Cortés y Francisco Morazán tienen el mayor número de vice alcaldesas, es decir 8 mujeres cada uno,
  8. lo que representa para cada uno el 9.76%; le siguen en orden los departamentos de La Paz, Olancho y Valle con 6 mujeres, que equivale a un 4.92 % también para cada uno.
  9. El partido político que presenta mayor número de mujeres elegidas como alcaldesas y vice alcaldesas es el Partido Nacional de Honduras con el 76.47% y 54.88%, es decir 13 y 45 mujeres respectivamente.
  10. De 1,954 regidurías distribuidas en los 298 municipios del país, 455 son mujeres, es decir el 23.28%. En los partidos no tradicionales sólo el Partido Unificación Democrática no cuenta con mujeres formando parte de las corporaciones municipales. En este período hay una mujer en dos corporaciones municipales como representantes de candidaturas independientes; una en el municipio de Siguatepeque y la otra en el Municipio del Distrito Central.

Mientras tanto, continua la tendencia al aumento de los actos de violencia contra las mujeres y femicidios. En el siguiente cuadro podemos apreciar que en los primeros tres meses de 2010 se habían contabilizado más femicidios que en un período similar del año 2009, con una clara tendencia a superar el número total de asesinatos contra mujeres contabilizados en años anteriores.

Centro de Derechos de Mujeres CDM: comparativo femicidios 2009 - 2010

Ni en el corto ni largo ni mediano plazo se observan posibilidades de recomposición de la muy dañada relación entre el movimiento de mujeres /feministas y la institucionalidad del Estado creada para atender sus necesidades específicas, en particular el Instituto Nacional de la Mujer.

Sin embargo uno de los efectos interesantes del golpe de estado es la forma en que dinamiza las dinámicas de relacionamiento entre las mismas organizaciones de la sociedad civil.

Separadas a lo largo de décadas por incontables diferencias epistemológicas, metodológicas, filosóficas, políticas y/o personales, las diferentes organizaciones de sociedad civil y en particular las organizaciones de mujeres se encuentran a un año del golpe de estado con una agenda política común.

Esta agenda común (la lucha contra el golpe, reinstauración de la democracia y, en particular, la realización de una asamblea nacional constituyente) ofrece una oportunidad, la primera en muchos años, para que las organizaciones de mujeres y organizaciones feministas construyan a su alrededor acciones, proyectos y alternativas políticas comunes.

En el actual contexto, la publicación conjunta de trabajos de investigación y el interés manifestado tanto por feministas en resistencia como por las mujeres en resistencia hacen creer que puede efectivamente impulsarse dicho proceso de unidad.

Igualmente importante es que el movimiento social en general pueda replantear su visión, hasta ahora patriarcal, de las relaciones entre los movimientos de mujeres (y LGTB) y sus reinvidicaciones y el resto del movimiento social y sus reinvindicaciones.

El bloque en el poder ha articulado con claridad su estrategia para Honduras en su “Ley visión de país”. A la resistencia le queda el reto de responder de forma propositiva y política y científicamente sólida su propia estrategia.

Esto pasa por supuesto por darle un contenido concreto de género y de tolerancia, de derechos humanos y derechos civiles a la propuesta estratégica de la Asamblea Nacional Constituyente.

1 Centro de derechos de mujeres 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s